estrategia de fijacion de precios en marketing

Estrategias de precios para vender más +【7 Ejemplos】

Cuando piensas en una fórmula para conseguir mejorar tus ventas o diferenciarte de tu competencia, lo primero que se te viene a la cabeza es siempre tu producto o servicio:

¿Cómo puedo hacer mi producto más valioso?

¿Cómo mejorar mi servicio postventa?

¿Cómo mejorar el proceso de compra?

Sin embargo, el precio es una de las 4 variables dentro de las 4Ps del Marketing (Producto, precio, distribución y comunicación) que no solo puede ayudarte a ganar más con las ventas, si no que utilizado con una estrategia correcta, también te ayudará a diferenciarte del resto.

7 Estrategias de precios en Marketing para tu negocio

Estrategia de precios en relación a la competencia

Nada más y nada menos que observar a tu competencia, analizar como está el mercado en el que te encuentras.

Para hacerlo, toma 5 competidores que vendan tus mismos productos o servicios, observa sus precios y decide en que rango colocar los tuyos gracias a esa información.

Esta estrategia es sin duda la más sencilla de aplicar y la más recomendable cuando estás comenzando. ¿Qué tiene de malo? Pues que no te estas diferenciando de tu competencia, tan solo estás tomando sus precios como un espejo para los tuyos.

También deberías tener en cuenta cuáles son los costes de tu competencia y cuáles son los tuyos, porque puede que para un mismo producto tu competencia le cueste la mitad.

?? Ejemplo: Tienes una Clínica de Fisioterapia y acabas de abrir hace poco, has contratado a varias personas y estás pensando que precios poner a los diversos servicios.

Observas que otros Fisioterapeutas de tu ciudad tienen un rango de precios que van desde 30 a 50€, de forma que siguiendo la estrategia de precios en relación a la competencia piensas que lo mejor será poner un precio por sesión de 40€.

❗️ Ojo, porque debes fijarte también en cómo es esa competencia. ¿Tiene su propia clínica? ¿Son muchos empleados?

 

Estrategia de precios descremados

La estrategia de precios descremados es utilizada por las marcas cuando sacan un nuevo producto o servicio y lo hacen a un precio muy elevado. Esto se utiliza para «discriminar» a gran parte del público y hacer que el producto sea percibido como algo de «Status»

Luego puedes ir bajando poco a poco ese precio y hacer que el resto del público pueda acceder a él.

Este tipo de estrategia de precios es muy común en el sector tecnológico (Smartphones, videoconsolas,…) Aunque también es muy usado en moda.

 

Estrategia de precios de penetración

Todo lo contrario a la estrategia de precios descremados. Con una estrategia de penetración lo que se busca es entrar a un nuevo mercado inundándolo de precios bajos y paulatinamente ir subiendo de precio.

Es muy usado por multinacionales o grandes compañías de un sector y usan esta estrategia para sacar del mercado a competidores que no disponen de economías de escala suficientes.

Por ejemplo: Mercadona cuando comenzó a vender barras de pan o Ryanair con sus ofertas de vuelos.

❗️ Cuidado, no es una acción recomendable si no tienes otras fuentes de ingresos que lo aguanten, además puede desembocar en una guerra precios que no beneficia a nadie.

 

Estrategia de precios freemium

Se utiliza cuando al comienzo puedes disfrutar de una versión «Free» o gratis y posteriormente tienes que pagar para ser premium y disfrutar de todas las funciones o servicios.

Estoy seguro de que ya te ha venido a la cabeza el ejemplo de Spotify, pues bien, esta estrategia de gratis a premium es muy utilizada en los CRMs o diversas aplicaciones tecnológicas como Hubspot.

Hacen uso de esta estrategia para ganarse la confianza del cliente y de esa forma conseguir subirles el ticket.

 

Estrategia de precios basado en el valor

Como su nombre indica, esta estrategia basa el precio del producto o servicio en el valor percibido por el consumidor.

Más allá de los costes de producción, el precio de la competencia, u otras variables. El precio pasa a fijarse en función del valor total que el cliente pone en este.

Cuando salieron los primeros iPhones, Apple consiguió que sus modelos fueran percibidos como de un valor mucho mayor, tenían funcionalidades diferentes y esto les permitió establecer una estrategia de precios basada en el valor (un precio mucho mayor al coste de producción real)

Vale, ya sabemos que es muy frecuente en las nuevas tecnologías, pero también puede utilizarse en la prestación de servicios.

??Por ejemplo: Un Coach nutricional, no tiene nada que ver buscar a alguien que te escriba una tabla de comidas y te de un par de ejemplos de ejercicios para realizar, a una persona que te acompañe durante todo el proceso, lleve registros, etc.

El precio o más bien, el valor percibido en uno y otro es muy diferente y por tanto, el precio también lo será.

 

Estrategia de precios psicológicos

Lo típico. Utilizar los céntimos o números impares en los precios y algún que otro truquillo más.

Aunque…. debes de tener en cuenta varias cosas:

  1. Se utilizan para productos de compra emocional.
  2. Es muy recomendable en mercados donde el cliente apenas tiene conocimiento.
  3. Es la estrategia de precios más usada.
  4. En productos de alto valor o premium hay que tener cuidado con esta estrategia.

Existen cientos de ejemplos posibles para precios psicológicos: un cepillo de dientes que se vende a 1.99€ en lugar de 2€, la opción de menú pequeño, mediano o grande en Burguer king (esto hace que en muchas ocasiones acabes comprando el del medio, aunque no tenías pensado hacerlo)

 

Estrategia de precios por hora

O dicho de otra forma, el servicio por horas. Lo utilizan los asesores, abogados, autónomos u otros prestadores de servicios.

Se utiliza cuando resulta muy complicado determinar un precio exacto y el servicio dado puede durar 2 horas o 1 mes, de forma que se establece un precio fijado por hora de trabajo y dependiendo del número de horas totales se fijará el precio.

 

¿Qué tipo de estrategia de precios debería usar?

Pues depende, antes de nada debes hacer un análisis de situación, tanto de tu entorno y competencia como de tus propios productos y servicios.

Puedes combinar varias estrategias de precios diferentes, o en el caso de que vendas varios productos utilizar varias en cada uno.

Ni la estrategia de precios ni el posicionamiento de marca son estáticos, pueden ir variando en función del tiempo y al final son un punto más de la estrategia de Marketing global.

Si necesitas una mano con una ? Consultoría de Marketing, estoy aquí para estudiar la viabilidad juntos. ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *